El aparcamiento del futuro: sensores inteligentes controlan robots de aparcamiento autónomos

02-jul-2014

Todos los conductores han sufrido las tortuosas curvas que deben recorrer en un parking hasta encontrar un sitio libre. Algo que resulta especialmente desagradable cuando hay que tomar un tren o un avión. Por este motivo, la compañía Serva Transport Systems ha desarrollado una técnica especial: estaciona los vehículos automáticamente, los clasifica y los recoge para su salida.

Robot Ray de Serva

“¡Aparcamos para usted!” Así de fácil se resume la idea de la empresa Serva Transport Systems para el aparcamiento del futuro. Y, sin embargo, esta idea tan sencilla supone grandes retos en cuanto a la estructura y el funcionamiento de sistemas de transporte. Aunque nada que no pueda resolverse con la ayuda de sensores inteligentes. El sistema de Serva Transport Systems estaciona los vehículos ordenados en el menor espacio posible. Los automóviles se colocan en un lugar determinado del garaje desde donde son posteriormente recogidos. Los conductores ya no tienen que buscar una plaza de aparcamiento, de eso se encarga el sistema. Todo lo que tiene que hacer el conductor en la aplicación del sistema Serva es dejar su vehículo en una estación de transferencia y apearse.

 

Robots de aparcamiento con sensores inteligentes

El elemento central del sistema es el robot de aparcamiento “Ray, un vehículo de transporte sin conductor (FTF)”. Es como una carretilla elevadora para vehículos y cuenta con cuatro ruedas totalmente móviles y de accionamiento independiente cada una de ellas. El robot de aparcamiento se encarga del vehículo, se lo lleva, lo estaciona en el punto previsto y lo devuelve cuando es necesario. Este robot es la clave de la “revolución del aparcamiento de Serva Transport Systems” y dispone de capacidades sensoriales.

Robot de aparcamiento Ray

 

Medición y detección con LMS

LMS100

Varios escáneres láser LMS100 de SICK miden el vehículo que se va a estacionar y transmiten los datos registrados al software del sistema. Con estos datos se detecta el vehículo y sus dimensiones y se clasifica, se obtienen también la distancia entre ejes y el diámetro de las ruedas. Así el robot de aparcamiento sabe cómo debe manipular el vehículo automáticamente. Se requieren datos especialmente precisos para que el sistema pueda detectar el vehículo concreto, pero también para que pueda estacionar ahorrando espacio. Además, un escáner láser controla que ninguna pieza sobresalga (como un retrovisor), y así no sufra daños.

 

Conocemos el camino

NAV350

El robot de aparcamiento, que se desplaza de forma autónoma por la superficie del aparcamiento, es capaz de orientarse con ayuda del escáner de navegación NAV350. El escáner de navegación se encarga de la guía por carriles y de la determinación exacta de las posiciones del vehículo de transporte sin conductor. Suministra datos precisos del perfil espacial y de reflectores que se emiten a través de una interfaz Ethernet. Un escáner de navegación de desarrollo propio está capacitado para posicionar el robot de aparcamiento con exactitud milimétrica. Para ahorrar el máximo de tiempo y espacio, el robot de aparcamiento puede incluso girar sobre sí mismo. Para ello se requieren complejas secuencias de movimiento para las que hay que configurar los sensores.

 

Protección con escáneres láser de seguridad

S300 Mini

Los escáneres láser de seguridad S3000 Expert y S300 Mini Remote garantizan que el robot de aparcamiento sea realmente seguro. Se supervisa cada campo de protección en torno al robot de aparcamiento a fin de prevenir colisiones y de proteger a los peatones, lo que se traduce en enormes exigencias para los sensores. Los campos de protección no solo tienen que adaptarse a las dimensiones cambiantes del robot de aparcamiento, que varían según el vehículo. Como el robot puede desplazarse en todas las direcciones, los campos de protección deben también adaptarse a los cambios en el sentido de marcha y la velocidad, lo que supone un número muy elevado de casos de evaluación posibles.

 

Sensores bien interconectados

Controlador de seguridad Flexi Soft

Todos los sensores en el robot de aparcamiento están interconectados mediante controladores y coordinados de manera óptima entre ellos. De la seguridad integrada se encargan dos controladores de seguridad Flexi Soft, que se comunican directamente con los escáneres láser a través de una conexión de bus segura, lo que les permite proteger todas las trayectorias de desplazamiento. El principio de control puede considerarse la pieza clave del equipamiento sensorial del robot de aparcamiento. SICK ha participado de forma activa en el desarrollo desde el principio. Para la implementación, los especialistas en aplicaciones y gestión de productos del equipo de ventas de SICK, trabajando conjuntamente con Serva Transport Systems, han ejecutado numerosas ampliaciones y optimizaciones: por ejemplo la integración del controlador de seguridad Flexi Soft con puerta de enlace EtherCAT y el acoplamiento de unos controladores con otros.

 

Aparcamiento de calidad en el aeropuerto de Düsseldorf

Ya se han ejecutado varios funcionamientos de prueba con éxito. En el aeropuerto de Düsseldorf se ha puesto en funcionamiento recientemente un parking con robots de aparcamiento autónomos. Consulte en el vídeo cómo funciona el sistema de aparcamiento:  

 

 

Comunicados de prensa actuales:

 

¿Tiene alguna pregunta?

Diríjase a nuestros expertos

Robots móviles:
explorar nuevas dimensiones

La robótica se abre camino tanto en la producción como en la logística o en los servicios. Soluciones de sensores para todas las variantes de robots móviles

Más información