Contacto
Comentarios

Sensores de proximidad inductivos
IMI

Sensores totalmente metálicos de gran robustez para utilizar en aplicaciones exigentes

Ventajas para el cliente

  • Vida útil muy prolongada por la carcasa cerrada de acero inoxidable, gran resistencia a los aceites, los lubricantes refrigerantes y productos de limpieza.
  • Grandes distancias de conmutación e IO-Link para procesos estables y alta disponibilidad de la instalación
  • El asistente de ajuste visual y las tuercas autoblocantes hacen posible una instalación rápida y sencilla
  • Gracias a la amplia gama de productos realización de soluciones de aplicación flexibles y económicas
  • Implementación sencilla de variantes específicas para el cliente

Visión general

Sensores totalmente metálicos de gran robustez para utilizar en aplicaciones exigentes

En comparación con los sensores de proximidad convencionales con superficie activa de plástico, los sensores de proximidad inductivos IMI tienen una carcasa cerrada fabricada íntegramente en acero inoxidable. Esa particularidad hace que el IMI sea ideal para el uso en aplicaciones exigentes con cargas mecánicas y cargas químicas, p.ej. impactos, cambios rápidos de temperatura, limpieza diaria con medios agresivos, efectos de lubricantes refrigerantes. Además el IMI ofrece grandes distancias de conmutación y comunicación IO-Link. Esto garantiza la estabilidad del proceso y la alta disponibilidad de la instalación, así como la realización flexible y económica de las soluciones de aplicación.

Lo más destacado
  • Formatos: desde M8 hasta M30
  • Grandes distancias de conmutación: de 2 mm a 40 mm
  • Tipo de protección: IP68, IP69K
  • Rango de temperatura: –25 °C a +85 °C
  • Opcionalmente carcasa robusta o apta para alimentos fabricada íntegramente en acero inoxidable
  • IO-Link y medios ópticos asistentes de ajuste
  • Resistente a los aceites, lubricantes refrigerantes y productos de limpieza

Ventajas

Vida útil extremadamente alta

La carcasa inclusive las superficies activas de los sensores de proximidad inductivos IMI, se han realizado en acero inoxidable de alta resistencia y los sensores disponen de la clase de protección IP68 o bien IP69K. Los sensores estables estancos son una solución extremadamente robusta para las aplicaciones más exigentes. Los tiempos reducidos de inactividad, son un garante para una vida útil muy prolongada.
Carcasa cerrada de acero inoxidable
Posibilidad de limpieza con cepillos
Resistente contra cargas mecánicas, p. ej. impactos

Gracia a su carcasa cerrada es una solución robusta para aplicaciones muy exigentes

Grandes distancias de conmutación e IO-Link para procesos estables y alta disponibilidad de la instalación

Cuanto mayor es la distancia de conmutación, mayor serán las reservas de funcionamiento. Por otra parte las reservas de funcionamiento indican procesos más estables y una alta disponibilidad de la instalación. IMI ofrece el doble hasta el triple de distancias de conmutación mayores en comparación con los requisitos normales. Estas distancia de conmutación proporcionan rendimientos máximos en sus procesos. Además va dotado IMI con IO-Link. El sensor capta los estados de servicio reales y pone los datos automáticamente a disposición del control de procesos. Para que no se detenga su instalación, flexibilidad y transparencia hasta el nivel de campo más bajo.
Transparencia hasta el nivel de campo más bajo
Gracias a sus distancias de conmutación triples de hasta 40 mm, los sensores de proximidad inductivos IMI ofrecen grandes reservas de funcionamiento

Gracias a distancias de conmutación grandes e IO-Link, obtenemos procesos estables y una alta disponibilidad de la instalación

Instalación rápida y sencilla

IMI puede instalarse muy rápida y fácilmente. De este modo ahorrará tiempo muy valioso. Las tuercas autofijadoras suministradas facilitan el montaje y permiten una fijación permanente de los sensores. IMI está equipada con una, denominada, ayuda de ajuste visual: El cambio de estado del LED iluminado de forma intermitente y permanente indica el alcance de la distancia de conmutación asegurada. En consecuencia, la detección del objeto destino está asegurada en todo el rango de la temperatura. La designación de tipos inequívoca y sistemática está dispuesta de forma bien legible permanentemente en el sensor.
Ayuda de ajuste visual: el LED señaliza la obtención de la distancia de conmutación asegurada
Las tuercas de acero inoxidable autofijadoras se incluyen en el volumen de suministro
Rotulación láser bien legible permanentemente

Gracias al asistente de ajuste visual y a las tuercas autobloqueantes, la instalación de los sensores IMI resulta rápida y sencilla.

Soluciones de aplicación flexibles y económicas

Los sensores totalmente metálicos son muy indicados para usar en máquinas herramienta, en la industria farmacéutica, de alimentación y bebidas. IMI ofrece diferentes acabados de acero inoxidable: carcasa de acero inoxidable V2A robusta para aplicaciones en el ámbito de las máquinas-herramienta y carcasa de acero inoxidable V4A adecuada para alimentos, para aplicaciones en los campos de la higiene y áreas húmedas. La gama de productos completa de estos sensores totalmente metálicos le permite solucionar las aplicaciones flexible y económicamente. ¿No ha encontrado ningún sensor adecuado para su aplicación? Nos complacerá hacer realidad sus deseos específicos, exactamente según sus necesidades.

Optimizados hasta en los detalles, para aplicaciones en máquinas-herramienta, en la industria farmacéutica, de alimentación y bebidas.

Aplicaciones

Resumen técnico

 
  • Resumen de los datos técnicos

    Resumen de los datos técnicos

    EjecuciónDiseño métrico
    Tamaño de rosca

    M8 x 1

    M12 x 1

    M18 x 1

    M30 x 1,5

    DiámetroØ 8 mm ... Ø 30 mm
    Alcance de detección Sn2 mm ... 40 mm
    Material de la carcasaAcero inoxidable V2A / Acero inoxidable V4A
    Grado de protecciónIP68, IP69K
Todos los datos técnicos se detallan en cada producto.

Descargas

Arriba