Contacto
Comentarios

La cuarta revolución industrial está en el centro de atención.

Industria 1.0 e Industria 2.0

La primera revolución industrial comenzó con la invención de la máquina de vapor a finales del siglo XVIII y el cambio de la fabricación manual a la producción mecánica. La segunda se produjo unos 100 años después con la línea de ensamble accionada eléctricamente. Desde el primer tercio del siglo XX permitió la producción en serie rentable.

Uso de sensores en la Industria 3.0

SICK ya está inmersa en la tercera revolución industrial. Comienza en los años 1970-1980. Los sistemas de control electrónicos, la tecnología de la información, la electrónica, los robots y el uso cada vez mayor de sensores permiten la automatización posterior de procesos de producción, montaje y logística. Los sensores fotoeléctricos de SICK son ya un componente fijo del cambio, en todo el mundo y se usan en todos los sectores.

La inteligencia de sensores como componente fijo de la Industria 4.0

Con la digitalización y la conexión en red de máquinas, la cuarta revolución industrial cambia la vida desde hace algún tiempo. Las nuevas tecnologías permiten fundir el mundo físico y el virtual de la producción y logística en los denominados sistemas ciberfísicos (CPS). Desde 2011, este desarrollo se resume bajo el concepto Industria 4.0. Las máquinas pueden comunicarse entre sí autónomamente y, de este modo, optimizan los procesos. Industria 4.0 se refiere claramente a la conexión en red en el ámbito industrial. SICK está aquí en primer puesto de la cadena de valor añadido. La comunicación requiere una variedad de informaciones que proporcionan los sensores de SICK.

Los sensores son imprescindibles para lograr procesos transparentes en la Industria 4.0. El sensor es la base de todas las aplicaciones posteriores. En resumen: Sin sensores no habría tampoco Industria 4.0.

Los sensores Industria 4.0, al contrario que los sensores clásicos no conectados en red, proporcionan mucho más que solo datos de medición. La capacidad de cálculo descentralizada integrada y la programabilidad flexible son características importantes que hacen la producción más flexible, dinámica y eficiente.

 

Otros módulos para la Industria 4.0

¿Tiene alguna pregunta o necesita asesoramiento personalizado?

Póngase en contacto con nosotros 

Arriba